Ir al Futuro: Habrán menos trabajos, pero más trabajo, "Las profesiones de la época Industrial deberán renovarse"



Hace algunos meses comentaba sobre los nuevos roles del administrador de empresas y el futuro sustentable en el creciente mercado de empresas verdes, en está ocasión expondré algunos aspectos sobre el futuro laboral en los próximos 10 años, con el fin de prever los factores que se vayan generando. Esta predicción es una de las 10 expuestas por la revista The Futurist, pero que consideré una de las más importantes para analizar.

Sabemos que incluso hoy, muchos puestos de trabajo están desapareciendo en todo el mundo, pero esto no quiere decir que no hay un futuro para el trabajo. La automatización y la tecnología de la información (IT) están cambiando el panorama económico y obligando a los trabajadores a forjar nuevos caminos profesionales más allá de las ideas obsoletas sobre el empleo permanente.

La automatización en el empleo es una realidad que hoy en día es difícil de refutar, tanto en el ámbito de la fabricación o manufactura, sino también cada vez más en el trabajo calificado. Los empleos que se relacionan a los servicios financieros, por ejemplo, se están perdiendo por los algoritmos de software y computadoras inteligentes. En la agricultura, ahora en países desarrollados como Estados Unidos ya no se contrata a muchas personas para realizar labores cotidianas como el riego de los cultivos, gracias a la automatización y maquinaria de ultima generación. Las industrias que se someten a la automatización no desaparecen, pero el número de puestos de trabajo cambian de forma drástica. 

Cabe destacar que la tercerización, también ha venido a dar un cambio significativo en los trabajos de manufactura, porque, a parte de reducir costos de producción, son paraísos fiscales para muchas empresas, por ejemplo el famoso caso de Apple.

No deseo extenderme mucho pero en un futuro no muy lejano, las profesiones enfocadas a la salud, servicio a clientes y ciencia tendrán una competencia o posiblemente un aleado llamado Watson, la supercomputadora fabricada por IBM la cual posee un algoritmo que responde preguntas abiertas acerca de cualquier dominio del conocimiento humano.

Lo anterior es soló parte de la transición hacia una economía postindustrial.

Hay una frase que se apega mucho a este artículo, hecha por Jeff Dachis, leyenda en Internet consultor y fundador de Razorfish, "todo lo que pueda ser digital, será."

La pregunta es, ¿Cuál es el futuro del trabajo, y qué podemos hacer al respecto? 

La productividad será medida sobre el valor de las ideas y la calidad de las mismas. Desde épocas anteriores, las personas han tenido la sensación de seguridad en el trabajo y han sabido lo mucho que ganaría en una base mensual. Esto le dio a las personas un cierto sentido de confianza en su capacidad de mantener grandes cantidades de deuda. La economía de consumo ha prosperado en este sistema desde hace más de medio siglo. Los puestos de trabajo basados ​​en la localización y formalidad seguirán existiendo, por supuesto, pero estos se convertirán en pequeñas rebanadas de la economía en general.

Todos tendremos que repensar, redefinir y ampliar nuestras fuentes de seguridad económica. En la medida en que las personas desarrollen una gama más amplia de habilidades, también se hará más flexible y capaz de adaptarse a los cambios.

Podemos esperar a redefinir y encontrar mejores formas de satisfacer nuestras necesidades. El futuro se tratará de compartir y hacer un uso más inteligente de los activos que ya tenemos. El resultado podría ser una economía equilibrada entre las necesidades de la eficiencia económica y los valores humanos.

Nuestro concepto de trabajo es cada vez más confuso, debido a que una carrera que solía ser una escalera de oportunidades dentro de una sola empresa ya no es así. Para la generación de la posguerra, el concepto de "empleo de por vida" era una expectativa realista. La carrera para las generaciones más jóvenes se asemeja más a una colcha de retazos, debido a que tratan de unir varios trabajos para teener algo flexibilidad  al trabajar. En el entorno actual, a veces no se puede encontrar un trabajo en particular que sea suficiente, para cubrir todos los gastos, por lo que, trabajar en varios trabajos al mismo tiempo es una posible alternativa. Algunos de estos trabajos podrían coincidir y complementar las habilidades existentes, mientras que otros pueden ser totalmente sin relación.

El futuro del trabajo es menos seguro y menos estable de lo que era. Para muchos de nosotros, nuestras nociones de empleo fueron formados por el entorno laboral de finales del siglo XX. Pero la realidad del trabajo sin empleo puede estar más en línea con los valores. Si se es capaz de construir sistemas de apoyo en beneficio de los trabajadores, dondequiera que estén y si son empleados formalmente o no, entonces probablemente se podrá  ser capaz de ver los cambios que se avecinan en la sociedad como una oportunidad para volver a una forma más plena, más auténtica y más honesta de la vida.

En síntesis, a pesar de que incluso hoy hay problemas de desempleo, probablemente, en diez años más, todos tendremos que desarrollar capacidades personales para mantenernos activamente trabajando en diferentes áreas, y no necesariamente en un puesto estable. Algo así como Gigonomics, el triunfo del trabajo independiente o freelancer y el fin de la lealtad a las empresas, en donde casi nadie tendrá un trabajo real; en la que cada trabajador colaborará a corto plazo con empresas, mediante contratos para realizar proyectos concretos, permitiendo así al trabajador ser su propio dueño y a la vez dotar a la empresa de una mayor flexibilidad al poder disponer del talento especializado.

Porque trabajo habrá, pero habrán menos trabajos.

¡Saludos!

Comentarios