¿Nativo Digital o Pretexto Nativo?

«¡Que niño tan inteligente!, ¡Si viera como sabe usar el teléfono móvil!, ¡Ya sabe jugar!, ¡Los niños de hoy en día ya traen la tecnología en el ADN!, ¡En lugar de traer el pan bajo el brazo, ahora traen un teléfono móvil!»; expresiones que constantemente escucho.

La espuria consideración de que los más jóvenes por el simple hecho de serlo, son «nativos digitales» está en boga; ciertamente los jóvenes actuales utilizan las redes sociales y otras herramientas que proveen las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), pero en la mayoría de los casos no tiene ninguna relación con que sean capaces de entenderlas o de extraer un provecho mínimamente razonable de su uso.

En este contexto, la constante afirmación de los «nativos digitales» y de «dar las cosas por sabidas», no obstante, es más un —pretexto nativo— que constantemente utilizan los padres para sosegar o mantener tranquilos a sus retoños probablemente un efecto de la carencia de un marco de referencia de paternidad; la imagen de un niño hipnotizado al utilizar un dispositivo móvil es frecuente en los hogares de hogaño; de la televisión al dispositivo móvil es la evolución de la metodología utilizada por un porcentaje ingente de padres al rededor del mundo para mantener «entretenidos» a sus hijos, no obstante, influir directamente en la curiosidad humana a una edad temprana y de una forma tecnológicamente errónea, genera como consecuencia lógica la absurda idea del «nativo digital»; en este contexto, los padres deben de ir planteándose que preparar a sus hijos para el futuro ya que implica mucho más que rodearlos de dispositivos e inhibirse cuando llega el momento de educarlos en sus hábitos de uso, cabalmente para no perjudicar notablemente sus posibilidades de cara al futuro . Por otro lado, los jóvenes deben de darse cuenta que la sociedad que los rodea ya está dándose cuenta de que ese supuesto mito del «nativo digital» era una falacia, y que va a tocar ponerse más pilas para demostrar lo que realmente se sabe hacer, a grandes rasgos, no tener un dispositivo móvil con características de gama alta solo para usar Whatsapp y Facebook.

Fuente | Enrique Dans

Comentarios