Vendedor de productos tecnológicos ¿Estereotipo y arquetipo?

No sé si te ha pasado, pero en lo personal cada vez que he decidido hacer una compra directa en alguna tienda popular e incluso selectiva de algún producto tecnológico casi siempre me atiende una persona con características similares: impera la juventud, los estrambóticos cortes de cabello, las gafas de geek, el Piercing en la lengua/nariz/oreja, jeans, el egocentrismo, entre otras características que conjugan al vendedora/a en una idea o imagen aceptada por la mayoría como patrón o modelo de cualidades o de conducta.
Además de lo mencionado, me he dado cuenta que el modelo, tipo ideal o arquetipo difieren de acuerdo a la cultura, pero algunos aspectos del arquetipo son universales. Por ejemplo, el vendedor de tecnología de un pequeño quiosco y el vendedor de tecnología de una cadena multinacional, ambos son perdedores felices. Lo sepan o no, son como jugadores adictos; en algún nivel, los jugadores adictos saben que van a perder la mayor parte del tiempo, pero que se excitan por la remota posibilidad de ganar. Los vendedores comparten ese temperamento. Son profesionales en perder. Ellos son rechazados al menos el 90% de las veces, probablemente.

Excepciones

Después de lo descrito, quizá uno que otro vendedor ha sido la excepción con respecto al estereotipo, incluso hasta me he topado con algunos/as que no saben absolutamente nada del producto que comercializan. Por otro lado, excepciones a lo que engloba el arquetipo de un vendedor de tecnología es categóricamente —No—. Cualquiera que sea la cultura, no puede ser un vendedor sin perder la mayor parte del tiempo, por lo que los que tienen éxito tienen que ser los que son felices cuando pierden. No desarrollan una baja autoestima o pierden la esperanza o se destruyen por las pérdidas.

Imagino que gestionar representantes de ventas no es una tarea fácil, sin duda, mostrarles que se debe entender lo difícil que es perder es la mejor forma para continuar en la marcha; no obstante, posiblemente saber que se es un perdedor feliz es lo que genera el estereotipo.

Inspiración | Harvard Business Review

Comentarios